Hilos Tensores en Alhaurín de la Torre y Málaga

Hilos Tensores en Alhaurín de la Torre y Málaga

Los hilos tensores son un tratamiento muy eficaz para la flacidez y el descolgamiento de la piel, consiguiendo así una redefinición del contorno facial. Los hilos tensores ofrecen unos resultados altamente satisfactorios sin necesidad de cirugía.

Este tratamiento médico constituyen una nueva técnica de lifting no quirúrgico que no solo mejora la flacidez sino que también estimula la producción de colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado, tensando y redensificando la piel.

¿Para quién está indicado los hilos tensores?

Está indicado para personas, que quieren prevenir, reparar y/o mejorar la flacidez… a partir de los 35 años.  Se pueden combinar con otros tratamientos, como la toxina botulínica, ácido hialurónico, vitaminas, y otros tratamientos de tensado facial.

La gran variedad de hilos tensores se pueden dividir en 2 grandes grupos:

  • HILOS TENSORES FORMADORES DE COLÁGENO

Los hilos formadores de colágeno, llamados con distintos nombres, hilos coreanos, hilos japoneses, hilos rusos, hilos PDO, hilos mágicos, hilos de oro, hilos aptos, son los hilos capaces de formar tejidos de soporte de forma natural al producir colágeno y fibroblastos alrededor del hilo insertado que tensan y redensifican la piel. El resultado visible del tratamiento aparece aproximadamente a las 2 semanas y se va consolidando hasta lograr su máximo efecto a los 2 y 3 meses siguientes, momento en que la fibrosis del tratamiento se ha producido.

El material de polidioxanona es reabsorbido por el organismo en un tiempo que va de los 6 a los 8 meses, pero las fibras colágenas generadas en el proceso biológico perduran aproximadamente 12 meses, degradándose con más o menos celeridad en función de la edad del paciente, su estilo de vida y hábitos, y de los cuidados post-tratamiento.

  • HILOS TENSORES CON ANCLAJES

Y por otra parte, están los hilos tensores con anclajes, que también son formadores de colágeno. A diferencia de los otros hilos, tienen unos conos de ácido poliláctico reabsorbible. Estos hilos ofrecen una tracción efectiva, instantánea y duradera.

Las espículas se anclan en el tejido subcutáneo y a su alrededor se forma un aro de tejido conectivo que produce una fijación y una tracción eficaz.

En este caso se consigue un efecto tensor inmediato y de larga duración, el material tarda aproximadamente 2 años en ser reabsorbido por nuestro organismo.

Procedimiento:

El tratamiento se realiza en un periodo de entre 20 a 40 minutos. Posteriormente, el paciente puede reincorporarse inmediatamente a su vida cotidiana. Su aplicación es rápida, segura y prácticamente indolora, si bien es recomendable el uso de anestesia local.

El eritema o dolor que pueda provocar la acción de los pinchazos remite a las pocas horas. Siendo el material completamente seguro, no existe rechazo, ni alergias. Los efectos colaterales, más allá de la inflamación, son inexistentes.