El azúcar que esconden los alimentos

En Clínica Dental Muñoz nos interesa mencionar como es que la ingesta elevada de azúcar es uno de los aspectos que más se asocia a la aparición de caries dental, es por ello que la población ha interiorizado que la ingesta de alimentos dulces es desfavorable para su vitalidad bucodental. Aunque sin embargo, debe tenerse en cuenta que un gran número de comestibles no clasificados como dulces esconden un alto nivel de azúcares.

El consumo de azúcar en España

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija la cifra diaria máxima recomendada de azúcar en 50 gramos, no obstante el consumo medio en España casi dobla esta cifra llegando incluso hasta los 94 gramos y cuadruplica la cantidad que la OMS considera ideal (25 gramos). Lo que más preocupa a entes como la OMS y la OCU es que la mayor parte se consume de forma inconsciente debido al azúcar que los fabricantes añaden a los alimentos procesados como yogures, pizzas, salsas o bebidas deportivas.

Alimentos que contienen azúcar añadido

  • Salsas y condimentos. Salsas como la de curry, kétchup, condimentos para ensalada como la salsa césar, las salsas y sofritos de tomate se elaboran con azúcar para contrarrestar la acidez y en ocasiones es utilizado como conservante.
  • Agua con sabor. Un producto que, tras su apariencia ligera, ya que el consumidor la compra como agua y no como refresco, puede disfrazar dotaciones exageradas de azúcar, recomendamos leer la etiqueta nutricional con suma atención.
  • Bebidas deportivas. Estas bebidas están relacionadas con la práctica deportiva y, por tanto, percibidas como saludables, sin embargo su contenido en azúcar suele ser alto (y, además, por lo general son bebidas ácidas). Recomendamos moderar su consumo ya que aunque el aporte de minerales es importante cuando se realiza una actividad física, su alto contenido en azúcares es contraproducente para nuestra salud.
  • Pan de molde. Es un alimento que consumimos en extremo frecuentemente, y que damos en muchas ocasiones a los niños pero cuyo consumo deberíamos arbitrar debido a la elevada presencia de azúcares. Sobre todo en el pan blanco, así que de ser insustituible recomendamos cambiarlo por alternativas integrales.
  • Pizzas. Un alimento salado por excelencia pero no por ello con menos azúcares añadidos. La pizza contiene frecuentemente salsas y lógicamente pan, que como comentábamos anteriormente contienen a su vez mucho azúcar.
  • Snacks salados. Snacks como patatas fritas o galletas saladas contienen azúcar para potenciar el sabor.
  • Alimentos aparentemente saludables. La OCU publicó el pasado noviembre un listado de 49 productos dulces y salados de consumo cotidiano que contienen en sus empaquetaduras mensajes que hacen que el consumidor los perciba como alimentos saludables -“rico en hierro”, “con 5 vitaminas”, “con fibra”, “te aporta energía”, “con fósforo y minerales”, “0% materia grasa”, “En colaboración con la Fundación Alimentación Saludable”, “Reconocido por la Fundación Española del Corazón”- y que, en cambio, contienen altas dosis de azúcar añadido. Algunos ejemplos son yogures 0%, galletas “diet”, cereales altos en fibra o lácteos para bebés y niños.

Hasta aquí hemos llegado en este primer blog sobre los azucaren en los alimentos, por favor, continua leyéndonos en nuestro próximo blog, nos vemos y recuerda visitarnos.

¿Cómo identificar cuánto azúcar contiene un alimento? 

Tal y como apuntaba la OCU en su listado de 49 alimentos, no debemos dejarnos llevar por los mensajes que adhiere que un alimento es saludable, sino acudir al reverso de la etiqueta y consultar los valores nutricionales y el listado de ingredientes, que si bien sabemos de lo tediosa de la tarea, no debemos reparar en tiempo para cuidar nuestra salud, allí encontraremos los valores nutricionales, donde especificara la proporción de azúcar que contiene con lo que vayamos a consumir.

El efecto de los azúcares en nuestros dientes

¿Cuántas veces les han dicho a sus hijos que si come dulces dañará sus dientes y desarrollará caries? Bueno esto no es cosa de tontos, ya que el consumo habitual de azúcar acompañado de una incorrecta higiene bucodental son los factores principales de riesgo.

Sorprendentemente, el azúcar no es la principal causa de las caries. Lo que provoca caries es el ácido, no el azúcar, debido a que las bacterias presentes en la placa (esta es una película de bacterias que recubre sus dientes y encías. Se desarrolla constantemente y la elimina cuando se cepilla los dientes) convierten los azúcares en ácidos que, si se mantienen en la boca por periodos largos y frecuentes, provocan que el esmalte dental vaya perdiendo minerales y se debilite hasta provocar la destrucción de los tejidos de los dientes.

Como podemos solucionarlo?

Ahora preguntas frecuentes serian ¿Qué debo hacer para evitar que el azúcar dañe mis dientes o los de mis seres queridos? ¿Debo dejar de comer dulces para siempre?

No, para nada. La primera defensa es prestar atención a la cantidad de tiempo que sus dientes están expuestos al azúcar. Pasarse 10 minutos comiendo un trozo de torta es mucho mejor para nuestros dientes que sorber una bebida azucarada durante tres horas.

También debe prestar atención a las cosas que ingerimos, ya que la gran mayoría contienen azúcares agregados. Las pautas alimentarias apoyan a limitar este tipo de alimentos; los refrescos son una de las mayores fuentes de azúcar agregado en las dietas, son más ingeridos que cualquier otra bebida, ¡incluso agua, café, leche y cerveza! Según estadísticas. Esto se traduce en grandes cantidad de azúcar que entran en contacto con sus dientes.

Si le gustan los chuches, naturalmente sus dientes estarán expuestos al ácido con más frecuencia. Intente limitarlos lo más posible. Elija alimentos saludables sin azúcar agregada y reduzca el consumo de bebidas azucaradas entre las comidas, tome agua en lugar de ello. Las mejores elecciones de alimentos para su salud general también son buenas para su salud dental. Estos incluyen vegetales y frutas crujientes, por ejemplo brócoli, zanahoria, pepino, manzana y pera entre otros que tienen un alto contenido de agua y un bajo contenido de azúcar. También estimulan el flujo de saliva, lo que ayuda a eliminar los restos de comida y amortiguar los efectos del ácido. Otros alimentos con bajo contenido de azúcar que son buenos para sus dientes son las carnes, los quesos y los frutos secos.

Lo que debes evitar son todas las golosinas, galletas dulces, tortas, muffins, patatas fritas, caramelos masticables y otros alimentos que contiene azúcar. Las bebidas que debes evitar son todos los refrescos, jugos de fruta y bebidas azucaradas. Estos tienen un alto contenido de azúcar, que alimenta a las bacterias que provocan caries.

Pero todo esto no servirá de mucho si no mantenemos una higiene dental adecuada para que la placa bacteriana esté bajo control. Esto ayudará a reducir la cantidad de ácido que se produce cuando come y reducirá los efectos del azúcar en los dientes. Cepíllese los dientes al menos dos veces al día, use hilo dental una vez al día y hágase limpiezas dentales regularmente para eliminar el exceso de placa.

Quizás no podemos evitar todas las caries, pero podemos reducir las posibilidades mediante el cuidado oral apropiado y pequeños cambios en la dieta.

Así que recuerde, reducir su consumo de azúcar, junto con la cantidad de tiempo que los dientes están expuestos a este y realizarse limpiezas regulares. Su sonrisa se lo agradecerá y usted y los suyos podrán satisfacer sus ansias de comer dulces sin dañar demasiado el esmalte de sus dientes.

Ven a Clínica Dental Muñoz en Alhaurín de la Torre, Málaga y continúa mostrando una sonrisa radiante siempre.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.